jueves, 4 de diciembre de 2008

PALABRA O IMAGEN

La sociedad occidental tecnocientífica se ha construido con la palabra como base, articulando millones de reglas que condicionan la vida cotidiana de los ciudadanos. Leyes, reglamentos, estatutos, todo gira en torno al desarrollo de un lenguaje ampulosamente técnico, indescifrable para la masa, y que sirve además para entorpecer el progreso vital de cualquier persona.
Desde los diez mandamientos de Moisés hasta nuestros días, han surgido infinidad de reglas, haciendo que las tablas sagradas sean cada vez más voluminosas para regular la convivencia de los que conforman la mal llamada “sociedad”.
Este hecho contrasta con la idiosincrasia del ser humano, ya que durante nuestro proceso evolutivo configuramos nuestro pensamiento a través de la imagen. Así, la imagen forma parte de nuestra psique, algo que nos hace más sensibles a ella que a la propia palabra.
Podríamos afirmar que hemos construido un mundo de palabras en contra de nuestra capacidad innata iconográfica, ahondando más en la grave esquizofrenia dual de la especie.
Pero esta esquizofrenia dual está siendo aprovechada por algunos vasallos del sistema capitalista, puesto que del estudio de la imagen se derivan las técnicas más agresivas de la publicidad o el marketing. Así, descubrimos que hemos construido una Torre de Babel con palabras, y que nos disponemos a derrumbarla por la fuerza de la imagen sin tener tiempo para adentrarnos en la arquitectura del lenguaje.
Desde aquí, reivindico la reconquista de la palabra y de la imagen, a través de una educación más sensitiva y emocional, para conseguir que el ser humano deje de estar mutilado, para conseguir en definitiva, el desarrollo de toda nuestra potencialidad.

ESCONDIDO EN ÉSTA PÁGINA

Escondido en ésta página
puedo escribirme o reciclarme,
ser un pirata unido a mil corsarios
para asestar un duro golpe al imperio.
Amagado en cada palabra
soy ladrón de versos y besos
en la boca o de tirón,
como tú prefieras.
Tras una letra
conspiro para arengar a las masas
y hacer la revolución de las flores
en todas las cuestas de enero.
Deja que me esconda
en cada poema
para demostrarte que podemos andar
sobre las aguas de la fantasía.

2 comentarios:

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Hola, he encontrado tu blog y me parece de mucha calidad, muchas felicidades y un abrazo.

carlampio dijo...

Muchas gracias, tus palabras animan a seguir en este montruoso vacío de la red.